Tintas planas para impresión en Photoshop

Share

Sí queremos trabajar con archivos monocromáticos en el Photoshop, nos encontramos con que las imágenes duotonos, tritonos y cuadritonos sólo tienen un solo canal, con lo cual no es posible tratar cada tinta de manera individual, a no ser que se hayamos creado la imagen monocromática interactuando con los canales CMYK.

Si lo que necesitas es trabajar con archivos creados directamente a través de la opción duotono, no podremos seleccionar una región de la imagen específica, la cual podría ser un parche rectangular de una tinta plana, por ejemplo el PANTONE 102 C, y mantener el resto de la imagen a modo de semitono en blanco y negro.
Para lograr esto debemos recurrir a un modo color desde el Photoshop llamado “Multichannel“, Image > Mode > Multichannel (Imagen > Modo > Multicanal). En este modo, cada tinta esta representada por un canal, que al momento de imprimir la imagen se superpondrán para crear la región y/o imagen bicolor.
Para crear una imagen Duotono que tenga estas características, existen varios pasos a seguir:
Primero convertir la imagen en un Duotono de manera tradicional, o sea, convertir primero la imagen a escala de grises y luego convertirla en Duotono desde el menúImage > Duotone… A continuación volvemos a convertir la imagen desde el menú Image > Mode > Multichannel.
Veremos que en la paleta de canales, el único canal existente se convierte en los canales de tintas planas con las que hayamos creado el Duotono y cada uno de estos canales tendrá el nombre que le asignamos a cada tinta. En nuestro ejemplo, tendremos dos canales: Black(negro) y PANTONE 102 C.

tintas planas para impresión en Photoshop

Si en nuestro archivo Duotono, ahora convertido en Multichannel, hacemos una selección rectangular en el Channel Pantone 102 C y la pintamos de negro, quedará una zona de la imagen amarillenta mientras el resto seguirá siendo una imagen Duotono.

tintas planas para impresión en Photoshop

Si desde un principio hubiésemos querido aplicarle solamente un rectángulo teñido de amarillo a nuestra imagen en blanco y negro, ni siquiera hubiese sido necesario hacer todos los pasos anteriores. Bastaría con convertir el archivo en Multichannel, crear un nuevo canal de tinta plana o color directo, hacer una selección y rellenarla con 100% de negro.

tintas planas para impresión

Para generar una tinta plana en cualquier archivo, el cual puede ser de cualquier modo color (CMYK, RGB, Grayscale, Multichannel, etc.), hay que ir a la ventana Channels(Windows > Channels) y desde la flecha que se encuentra en el ángulo superior derecho desplegar el menú y elegir la opción “New Spot Channel”. Desde allí seleccionar el color directo Pantone o bien cualquier otro tipo que se desee.

En el cuadro que se abre encontraremos las siguientes opciones:

Name (nombre): Se puede asignar cualquier nombre que se quiera, pero si se está trabajando con un catálogo estandarizado como Pantone, seria conveniente que el programa le asigne el nombre por defecto.

Color: Aquí se selecciona la composición del color. Al tratarse de una tinta directa o plana su pre visualización es una mera representación visual, ya que no afecta al color de la imagen, a no ser que se la transforme en otro espacio color tales como CMYKLab RGB, en cuyo caso Photoshop tratará de aproximarse basándose en esta representación.

Solidity (solidez): Aquí se puede seleccionar una representación de cómo se verá la tinta plana mezclada con los otros canales o tintas. Se puede elegir la transparencia que la misma poseerá o como se sobreimprimirá, ya sea total o parcialmente con el resto de la imagen.

Para guardar este tipo de imágenes para usarlas en programas de maquetación y/o armado, debemos guardarlas como formato Eps DCS. Hasta no hace mucho, la mejor opción era guardarla como Multiple File with Color Composite (Fichero Múltiple con Compuesto de Color), codificación ASCII. Estas preferencias eran lo mejor en lo referente a compatibilidad y portabilidad, aunque también era peligroso su uso, ya que al seleccionar este formato, se crean varios archivos de los cuales uno es la pre visualización y los otros son los colores separados propiamente dicho. Si se llega a perder uno de estos archivos, al momento de imprimirse la película de ese color que se ha perdido la misma quedará en blanco. Con respecto al resto de las opciones tales como guardar funciones de transferencia, etc… se pueden guardar si se tiene algo que guardar (es decir, si se han especificado ángulos de trama, tramas especiales, ganancias de punto, etc…). Si no es así, lo ideal es dejar que el fotocromista o la imprenta haga ese trabajo.
Existe un pequeño problema cuando se quiere trabajar con estas imágenes en otros espacios de color bien sean en CMYK o RGB, ya que es un poco difícil revertir una imagenMultichannel a otro modo color. Si se intenta esto se verá que las opciones de color oDuotono del menú Image > Mode están desactivadas y que sólo se podrá convertirla aGrayscale Bitmap. Sin embargo existe una forma de convertir una imagen Multichannel a un modo de color CMYK o RGB:
En primer lugar se necesita crear los canales extras necesarios para formar una imagen RGB(tres canales) o CMYK (cuatro canales). El nombre que se les de en este paso es indiferente. Lo importante es que los mismos se encuentren vacíos para que no influyan al momento de mezclarse. Luego de creados estos canales es necesario arrastrar uno a uno hacia su ubicación a los canales para que al momento de convertir la imagen al modo color que se quiere los canales ocupen su lugar original. Por ejemplo si en nuestro caso creamos dos canales más y no los ubicamos por encima de los que ya existen, en lugar de una imagen amarillenta tendremos una imagen violácea, ya que el canal que antes de la conversión funcionaba como amarillo ahora funcionará como Cyan. Los canales originales de la imagen Multichannel (black y Pantone) se convertirán en canales negro y extra de tinta plana correspondientemente.
Luego de crear los nuevos canales se verá que las opciones de color del menú Image > Mode ya están disponibles.
Esta técnica valdría también si lo que se quiere hacer es crear una película especial en la que sólo aplicaremos una zona determinada de la imagen para posteriormente emplear un barniz especial sobre la imagen a imprimir. Lo único que habría que hacer es crear un canal nuevo, asignarle un nombre como “barniz” o similar y asignarle una valor que no influya en la composición de la imagen ya que de esta manera el impresor podrá utilizar esa película separada, ya que se conserva como canal aislado). Con esta técnica se pueden hacer esos catálogos donde la impresión es mate y sólo los productos sobresalen de manera “aislada” ya que poseen un barniz brillante (UVI). La misma técnica es utilizable para efectos especiales con tintas metálicas, fluorescentes o cualquier otra cosa especial que se quiera imprimir.